24 abr. 2017

POLÉMICA | ACEITE DE PALMA EN COSMÉTICA

En los últimos meses son muchas las noticias y artículos que se han publicado acerca del uso (y abuso) del aceite de palma que, junto con los azucares, se ha convertido en uno de los mayores enemigos para nuestra salud. Del mismo modo, no solo estamos hablando de un problema de salud, si no que la obtención descontrolada de este ingrediente está asociada a un empobrecimiento y alteración de nuestro ecosistema.

A pesar de que la industria alimentaria es la gran consumidora de este tipo de grasa, tal vez te sorprenda conocer que también encontraremos aceite de palma en la mayoría de la cosmética industrial o convencional. Llegados a este punto, ¿Cómo podemos identificar este ingrediente? ¿Debemos dejar de utilizar nuestros cosméticos? A lo largo de este artículo voy a intentar dar respuesta a las dudas que puedas tener sobre este aceite.


Antes de ir directo al grano es muy importante ponerse en situación sobre todos los aspectos que rodean al aceite de palma, su obtención, extracción y principales peligros para la salud. Por este motivo antes de llegar a la parte de su aplicación en el campo de la cosmética debemos repasar otros temas que resultarán tanto o más interesantes todavía.

VIOLACIÓN DE LA FAUNA, FLORA Y DERECHOS HUMANOS


Cuando hablamos de industria lo primero que se nos viene a la cabeza son las grandes multinacionales; empresas destinadas a aumentar cada día sus beneficios. Lamentablemente son muchas las ocasiones en las que estas empresas están dispuestas a todo para conseguir alcanzar sus metas. Es por este motivo por el cual se ha generalizado el uso y aplicación del aceite de palma, un ingrediente muy económico y de rápida obtención.

Se obtiene tras prensar la pulpa del fruto de la palmera africana llamada Elaeis Guineensis que se cultiva principalmente en países tropicales como Indonesia o Malasia. Este tipo de palmera se caracteriza por su rápido crecimiento y el alto rendimiento de su fruto. 

Es muy valorado por tratarse de un estabilizante y potente antioxidante que lo convierten en un conservante perfecto, aunque también se utiliza como biocarburante. Sirve para mantener y almacenar coberturas ya que se derrite a mayor temperatura que el chocolate y es muy apropiado para productos untuosos, por la cantidad de grasas saturadas que contiene.

Otro de los aspectos más valorado es que se enrancia más tarde que otros aceites, aguanta más frituras y es un sustituto barato de la mantequilla y alternativa a la cera o parafina.


Si bien hasta aquí todo podría parecer ''normal'', los problemas que acarrea el cultivo de esta planta son tan graves como variados. Su crecimiento implica un gran impacto ambiental por el consumo de recursos de la tierra donde se cultiva, degradando el suelo de los bosques e impidiendo el crecimiento de otras especies.

Además de la agresividad de este cultivo con el suelo, diferentes grupos ecologistas llevan años avisando de otro de sus grandes peligros; la deforestación que está asociada a la destrucción de la selva indonesia que supone una grave amenaza para la fauna, como es el caso de los orangutanes, o para el medio ambiente, con la emisión de los gases de efecto invernadero por la quema de los bosques.


Foto: UNEP/GRID-Arendal Maps and Graphics Library
Durante los últimos 30 años, tal y como recoge El Diario, han desaparecido más del 80% de los bosques de la isla de Borneo, con la exterminación de la flora y fauna de dicha zona. Casos como este se repiten, lamentablemente, de manera sistemática en las selvas de Sudamérica y África

Amnistía Internacional, en el año 2016, publicó un informe sobre las plantaciones de Wilmar, el mayor productor de aceite de palma del mundo. En este informe se recogen los abusos laborales sufridos por niños de ocho años realizando trabajo físico, duro y peligroso, empleados que sufren grandes lesiones debido al paraquat (sustancia química tóxica) realizando trabajos en unas condiciones totalmente inseguras por solo 2,5 dólares diarios.

Si bien es cierto que existen organismos y sellos de sostenibilidad como la RSPO, que pretende limitar los abusos en su producción, los ecologistas advierten de la ineficiencia de este tipo de organismos que definen como un ''escudo'' de cara al consumidor. Mientras tanto, las grandes empresas, prefieren seguir trabajando en su objetivo de aumentar los beneficios y dejan de lado este tipo de problemas.

RIESGOS PARA LA SALUD


A pesar de todos los problemas anteriormente comentados y asociados a la explotación de este ingrediente, hoy en día está en boca de todos por los riesgos que supone para la salud del consumidor. Estamos ante un aceite muy rico en grasas saturadas que se utiliza en sustitución de las grasas hidrogenadas, también nocivas para la salud. Desde el punto de vista nutricional se encuentra muy lejos de ser una alternativa sana y debemos tener siempre en cuenta que cuanta menos cantidad se consuma mejor.

Existen numerosos estudios que lo relacionan con el cáncer y su consumo está vinculado con el aumento de riesgo de metástasis. Durante su proceso de elaboración, a temperaturas de 200ºC, se generan sustancias que resultan dañinas para el ADN y que producen cáncer.

COMO IDENTIFICAR EL ACEITE DE PALMA


Son muchos los nombres que recibe este aceite y por dicho motivo lo más importante es ''Saber leer la etiqueta'' tal y como recuerdan en El Periódico. Desde el año 2014 la ley obligó a las empresas a especificar el tipo de aceite vegetal que usan en sus productos. De esta manera, leyendo la lista de ingredientes, podemos detectar si un producto hace uso de este aceite. 
Imagen de NaturallySavvy 
Debemos tener en cuenta que podemos encontrarlo bajo diferentes nombres y debemos localizar las siguientes identificaciones si queremos evitar su consumo: Aceite de palmiste, Grasa vegetal (palma), grasa vegetal e hidrogenada de palmiste, Sodium Palmitate, Estearina de Palma (Palm Strarin), Palmoleina, manteca de palma o similares.

USOS ACEITE DE PALMA EN COSMÉTICA


Junto con los alimentos, los cosméticos son otros de los grandes ''beneficiados'' por las cualidades del aceite de palma. Podemos encontrar este ingrediente tanto en productos para el tratamiento y cuidado de la piel como en maquillaje. Productos como labiales, cremas hidratantes, o jabones de limpieza se aprovechan de las características tensoactivas del ácido esteárico y de la textura untuosa del mismo. Otro de los productos que utilizan este aceite son las velas, con lo que se consigue aumentar el punto de fusión de la cera.

En la cosmética es más complicado identificar el uso del aceite de palma ya que, a menudo, se utilizan derivados que proceden de este ingrediente o bien de otras materias primas. Estos derivados son: ácido palmítico, o ácido hexadecanoico, palmitato ascorbilo, ácido esteárico, glicerina, glicerol, Sodium Laureth Sulfate, Sodium Lauryl Sulfate, palmitoil (o Palmitoyl), Glyceryl Stearate SE, emulgente E472e, aditivo E160 (betacaroteno) y similares (carotenoides, beta apocarotenal y éster etílico), ácido beta apocarotenoico, aditivo E570 – ácidos grasos, vitamina A palmitato o palmitato de retinol.

¿Quiere decir esto que tu cosmético favorito lleva aceite de palma? Pues podría ser, pero podría ser que no, pues no existe una norma que obligue a especificar de donde procede exactamente cada ingrediente. Por dicho motivo podemos encontrar, por ejemplo, glicerina en un producto cosmético y  no tiene por que proceder del aceite de palma.

Tal y como se recoge en Carro de Combate, grandes empresas como Unilever, Nestlé, Colgate-Palmolive o L'Oréal son algunos de los principales consumidores del aceite de palma. Debemos ser muy precavidos y no disparar a cualquier marca que contenga alguno de los derivados mencionados, pues podemos caer en un grave error. 

Si bien es cierto que soy el primero que piensa que la gran mayoría de estos derivados proceden del aceite de palma no debemos juzgar sin saberlo a ciencia cierta ya que, a día de hoy, esto supone mucha controversia y puede suponer un gran problema de imagen para cualquier marca.
Por suerte existen marcas en el mercado (Vichy, The Body Shop, L'Oreal Paris o Lancôme) que han dado un paso al frente y han reconocido utilizar aceite de palma o derivados. No debemos olvidar que no se trata de desterrar por y para siempre esta grasa, pero si debemos tener un consumo más coherente y equilibrado de la misma, además de exigir una explotación ética y responsable de los bosques respetando la fauna y flora autóctona.

ENTONCES ¿QUÉ HACEMOS?


Supongo que esta es la pregunta que nos hacemos todos, pero siento decirte que no voy a darte la respuesta exacta, pues no existe. Cada uno debemos valorar de manera individual nuestra forma de vida y nuestros hábitos. En mi caso he encontrado productos en los cuales aparece el aceite de palma, pero no los he tirado ni mucho menos.

Como consumidores debemos reclamar el uso responsable y ético de este ingrediente y reducir su utilización por otras alternativas más saludables y respetuosas con el medio ambiente. Creo que, como en otros casos, no debemos volcarnos ahora con el uso de otra alternativa única, pues volveríamos a tener un problema medioambiental y de sobreexplotación. 
Foto de MONGBAY.COM
Reducir nuestro consumo de productos procesados es, en general, una de las maneras más lógicas de reducir el consumo de este ingrediente, pero como en todo, no hay que obsesionarse. Un consumo excesivo puede suponer un potencial riesgo para la salud como ya hemos visto anteriormente, pero el mayor peligro está en el número de productos que hacen uso del mismo y la falta de control sobre ellos.

Por último, y a modo de recordatorio, hay que tener presente que los sustitutivos del aceite de palma, como puede ser el de soja, también tienen su impacto social y medioambiental. La solución definitiva será restructurar nuestro modelo de alimentación y hábitos de consumo si queremos dar por zanjados este tipo de problemas de una vez por todas.
¿Cuál es tu posición ante el aceite de palma? ¿Vas a dejar de utilizar las marcas/productos que hacen uso del mismo? ¿Cuántos productos tienes en casa que tengan este ingrediente? Hoy más que nunca espero conocer tu opinión sobre el asunto, pues hay opiniones muy variadas y todas ellas tienen algo que aportar. Te espero en los comentarios.

Si te ha gustado este artículo recuerda que puedes consultar otros similares en el índice de la Guía de Cosmética Natural para Principiantes. Si no quieres perderte ningún artículo te aconsejo que te suscribas al blog rellenando el formulario que encontrarás más abajo.

Potis&Man

Este post ha sido redactado según el código básico

6 comentarios :

  1. Ne ha encantado el artículo, muy completo y bien explicado! Soy una ultra en contra del aceite de palma, me parece indignante que nos estén "envenenando" con esa grasa tan nociva... Y si, en los cosméticos hay prácticamente en todos. Mi duda es el efecto que puede tener sobre nosotros, por ejemplo, el lavarnos el pelo con un producto que lo contenga, sólo por eso el cuerpo lo absorbe? Es para volverse un poco loco con el tema. Muchas gracias por el artículo! Saludos

    ResponderEliminar
  2. Qué buena entrada, y cuánta información que desconocía. Sí que era consciente de lo perjudicial que puede ser este aceite en los alimentos que consumimos, por lo que cada vez lo evito más en la cesta de mi compra, pero no tenía ni idea del impacto medioambiental que está causando su producción masiva. Por mi parte intentaré no utilizar cosméticos que lo lleven, o al menos intentaré reducir su consumo. Muacks! :)

    ResponderEliminar
  3. Muy buena entrada, este tema es muy interesante y está siendo muy comentado actualmente. Por mi parte, estoy dejando de consumir productos de alimentación que lo contengan, además tengo un familiar que hace años dejó de consumirlos y aunque este tema esté ahora en el punto de mira, desde hace tiempo se conocen sus peligros. En cosmética como bien has dicho es más difícil identificarlo pero intento también echar un vistazo detenidamente e intentar evitar los productos que lo contienen.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Jolines cada vez me da más rabia encontrarme con este tipo de noticias. La verdad que desconocemos el 90% de muchas desventajas que conlleva consumir ciertos productos o alimentos y me da entre pena y rabia porque sabemos lo que conlleva y como bien dices en Instagram la realidad de esto es más dura.
    Intentaré fijarme más
    Un besito❤️

    ResponderEliminar
  5. ¡Muy buena entrada Johnny! Por supuesto, la compartiré. Estoy totalmente de acuerdo con el tema deforestación, he estado recopilando info estos días y la verdad, es un tema peludo. Lo que sí quería aportar son un par de links para desmentir el tema de aceite de palma = cáncer.

    http://loquedicelacienciaparadelgazar.blogspot.com.es/2017/04/aceite-de-palma-y-salud-lo-que-dicen.html
    http://jmmulet.naukas.com/2017/03/31/aceite-de-palma-muy-ecologico/

    Otra cosa que me preocupa, es que esto no solo pasa con el aceite de palma. Pasa con el material que se necesita para hacer las baterías de los móviles, con la fabricación de ropa, con el café, el té, el chocolate e incluso con la quinoa... Por el post que has hecho es tan importante, para estar informados y para ser más conscientes.

    Enhorabuena por tu trabajo :D

    ResponderEliminar
  6. Un post muy interesante, me gusta como has sintetizado y abordado el tema. Es peliagudo y delicado, ya que como bien indicas en el post, debería haber un cambio en la forma de producir y consumir alimentos para que haya un cambio. Sino las compañías dejaran de usar el aceite de palma ya que ahora está visto como malo, y pasaran a usar el aceite 'X' que quizás es aún peor.

    Aún así, yo estoy intentando reducir su consumo en los alimentos, y gracias a tu post, intentaré tener los ojos abiertos en los productos cosméticos.

    ¡Gracias y un beso!

    ResponderEliminar

Este blog no tendría sentido sin comentarios como los tuyos. Me encantará leer tus opiniones e ideas, así que hazlo con total libertad. Puedes contarme que te ha parecido el post, si estás de acuerdo conmigo o por el contrario crees que no estoy en lo cierto. Este espacio es para ti. A cambio solo te pido una cosa, no hagas SPAM. ¡Gracias!




Design: Serein Atelier